PEQUEÑO PERO MATÓN

Tras otra larga ausencia injustificada volvemos con un apartamento en Seattle ideado por su dueño,el diseñador James Fung. Se trata de una vivienda de dimensiones reducidas en un edificio antiguo a la que ha sabido sacarle el máximo partido aprovechando sus puntos fuertes y llenándola de estilo y buenas ideas.
Lo más curioso son los pequeños detalles como la mezcla de texturas, los toques de color y los accesorios, que son geniales. 
Es un claro ejemplo de como conseguir un espacio lleno de personalidad y vida sin gastar una fortuna ni tener un casoplón, simplemente hay que aportar estilo.





via apartment therapy

¿qué os parece?¿no os da muchas ideas?


3 comentarios:

  1. Me ha encantado ese departamento con esa alfombra zig zag azul
    Los sigo me encantan lo que postean y saludos

    ResponderEliminar
  2. Fantástico! muy buena elección la paleta de colores,el piso en damero, me gusta!
    beso y buena semana!

    ResponderEliminar

Gracias por tu deleite!